• Cesar H.

El impuesto rosa en Costa Rica

La desigualdad de género se viste de diferentes formas para estar presente en varias áreas sin ser detectada. Estudios demuestran que las mujeres hacen el mismo trabajo que un hombre y ser remunerada hasta un 27% menos. Esto es claramente muy obvio, pero ¿cuáles son los que se ocultan?

¿Qué es el impuesto rosa, el pink tax o la tasa rosa?

Este término hace referencia a un sobreprecio que tienen los productos dirigido a las mujeres, no específicamente de color rosa, en comparación a los productos de los hombres. Un estudio en los Estados Unidos mostró que estos productos para mujeres, rasuradoras, champús, cremas y demás, tienden a costar un 7% más en comparación a los producto dirigidos hacia los hombres. ¿Qué quiere decir esto? Que una rasuradora de mujer puede costar más que una rasurado idéntica de hombre.


¿Es el impuesto rosa un mito o una realidad?

Según estudios han demostrado que varios países como Estados Unidos, Argentina y Francia sí cobraban más por productos dirigidos hacia un mercado femenino sin tomar en cuenta cómo esto afecta, de manera negativa, la imagen corporativa. Productos no solo de higiene personal, sino cualquier tipo de producto que sea dirigido a mujeres o niñas. Por ejemplo, un scooter azul para “niño” puede costar considerablemente menos que un scooter rosa para “niña”.


Veamos un ejemplo. 4 rasuradoras rosas cuestan más que las grises.



¿Está Costa Rica exenta del impuesto rosa?

Lamentablemente, no. Costa Rica es uno de los países Latinoamericanos que presentan este sobrecargo en algunos productos. Sin embargo, este “impuesto” en la venta de productos de acuerdo al género está en peligro, puesto que diputados como José María Villalta, Nielsen Pérez Pérez entre otros están trabajando en un proyecto para su eliminación.

En Efecto Boomerang creemos fielmente en la equidad de género y somos conscientes que la eliminación de la brecha de género empieza desde nosotros, nuestras empresas, y lugares de convivencia. No, el impuesto rosa no es un mito, es una realidad y para muchas personas es muy fácil decir “compre las rasuradoras grises y ya”, pero el problema no es el hecho de comprar lo más barato, sino el principio y lo injusto de cobrar más basándose en el género de las personas.

Si su empresa necesita ayuda a eliminar la brecha de género y se quiere enfocar sus esfuerzos empresariales y estrategias de marketing con enfoque de género, Efecto Boomerang le brinda lo que necesita. ¡Contáctenos ya!

30 views0 comments
  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn
  • Twitter

Efecto Boomerang SRL - Derechos Reservados ®